Skip to main content

Tanto el Seguro de Vida con Ahorro como el Ahorro Previsional Voluntario (APV) son excelentes instrumentos para resguardar dinero de forma inteligente y rentable. Para hablar de cuál conviene más, resulta prudente conocer las características de cada uno.

¿Qué es el Ahorro Previsional Voluntario (APV)

Se trata de un instrumento de ahorro adicional y complementario a las cotizaciones obligatorias que realizas en la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) a la cual estás afiliado. Supone un ahorro para incrementar el monto de la pensión, compensar períodos no cotizados o incluso poder optar a la jubilación anticipada.

Puedes contratar este producto en diversas instituciones financieras, Compañías de Seguros de Vida y en tu AFP. Por supuesto, es una cuenta independiente de la previsional obligatoria y, puedes abrirla en dos regímenes que se diferencian en los incentivos tributarios:

1. Régimen A

Aquí, pagarás impuestos mientras vas ahorrando. Así, al retirarlos, solo tributarás por la rentabilidad obtenida. Además, el Estado deposita en tu cuenta una bonificación anual de un 15% del monto ahorrado, con tope de 6 UTM.

Puedes retirar tu ahorro cuando lo desees, aunque si lo haces antes de jubilar pierdes las bonificaciones aportadas por el Estado.

2. Régimen B

En este caso, el dinero ahorrado es rebajado del cálculo de la base imponible para el impuesto a la renta, con un tope de UF 600 al año. Así, no pagas impuesto al ahorrar, pero sí al retirar (15% del monto).

Desde luego, puedes requerir este dinero cuando quieras. Sin embargo, si retiras tus ahorros antes de jubilar pagarás un monto mayor a la hora de calcular tu Impuesto Global Complementario (IGC), pues el monto que saques ya no podrá ser considerado para disminuir tu renta imponible.

 

Es una excelente opción de ahorro para aquellas personas que, independientemente de su edad, piensan en inversiones a largo plazo para asegurar la calidad de vida en la jubilación.

¿Qué es y cómo funciona un Seguro de Vida con Ahorro?

Es un seguro que indemniza a tus beneficiarios o herederos en caso de fallecimiento, además de permitir -en menor medida- ahorrar a mediano o largo plazo.

Hablando específicamente de cómo funciona un Seguro de Vida con Ahorro, es simple: contratas la póliza y pactas con la aseguradora un porcentaje de la prima que será destinado al ahorro.

En función de tu perfil inversionista, ese dinero se coloca en diferentes instrumentos de renta garantizada, fija, balanceada o variable. Y en caso de que requieras tus fondos mientras dure la cobertura, puedes realizar una cantidad determinada de retiros al año.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre APV y Seguro de Vida con Ahorro?

Para empezar, solo el Seguro de Vida con Ahorro no tiene carácter previsional, aunque por supuesto puedes destinar los fondos a mejorar tu pensión. Además, solo puede ser adquirido en una Compañía de Seguros, mientras que el APV lo ofrecen diversas entidades.

Otra gran diferencia es que el APV conlleva determinados beneficios, los cuales pierdes si retiras tus ahorros antes de jubilar, por lo que se considera un instrumento de inversión a largo plazo. Por otro lado, el Seguro de Vida con Ahorro está orientado más hacia la protección del beneficiario y, en menor medida, a generar ahorro.

¿Qué elegir entre seguro de vida con ahorro y APV?

Una vez clara la diferencia entre APV y Seguro de Vida con Ahorro, hay que decir que la elección depende de tus metas de ahorro, proyectos, edad e incluso expectativas de vida.

Más allá de lo anterior, lo ideal sería que contrataras un Seguro de Vida con Ahorro y APV, diversificando así la inversión. Así, podrás brindar protección a tus seres queridos en caso de fallecer, además de aumentar tus ahorros para la jubilación o para proyectos a mediano plazo.

Si decides que te conviene un Seguro de Vida con Ahorro, una excelente opción es el ofrecido por Penta Vida. Puedes contratarlo desde los 18 años hasta los 64 años y 364 días, obteniendo protección de fallecimiento por enfermedad o accidente hasta los 99 años y 364 días.

Su valor agregado radica en la flexibilidad en elección de los beneficiarios y del monto de protección, aunque el mínimo es un 1,5% del ahorro acumulado. Además, te permite hacer 12 rescates parciales de dinero al año.

Claro que conviene un Seguro de Vida con Ahorro en cualquier etapa de la vida, especialmente si lo que buscas es brindar un apoyo a tus beneficiarios en caso de fallecer, garantizándoles protección una vez que ya no estés para proveerles.

Noticias relacionas

Seguros

Seguro de Vida: ¿cómo funciona la cobertura de invalidez?

Los Seguros de Vida entregan coberturas que permiten garantizar tu bienestar y el de tu…
Seguros

Descubre para qué sirve el Seguro de Desgravamen de un crédito

Al momento de cotizar un crédito de consumo, los requisitos que pide el banco probablemente…
Seguros
¿Cuál es el mejor Seguro de Vida con Ahorro?
Seguros
¿El Seguro de Desgravamen es obligatorio?
Skip to content