Skip to main content

 La Renta Vitalicia es una de las modalidades de pensión establecidas en el Decreto Ley 3.500 para los afiliados a alguna de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Básicamente, consiste en un ingreso mensual fijo en UF, que se otorga desde el momento en que se suscribe el contrato, incluyendo el pago de pensiones de sobrevivencia a los beneficiarios legales.

En la práctica, la AFP traspasa tus fondos previsionales a la Aseguradora que, desde ese momento, es la propietaria de ellos. A cambio, se compromete a pagarte un monto fijo mensual hasta el día de tu muerte. Además, entre las características de la Renta Vitalicia encuentras la posibilidad de pactar condiciones especiales de cobertura para mejorar la situación de tus beneficiarios de sobrevivencia.

Este es el caso del Período Garantizado. Al contratarlo, si falleces antes de una fecha establecida, la Compañía de Seguros de Vida garantiza el pago del 100% de la pensión a tus beneficiarios legales, por todo el tiempo restante hasta dicha fecha.

Habiendo aclarado qué es una Renta Vitalicia, hay que decir que existen varias razones para contratar esta modalidad de pensión, usualmente asociadas a las ventajas que ofrece:

Seguridad económica  

Como ya se señaló, la Renta Vitalicia garantiza un monto fijo a lo largo del tiempo y pactado en UF, lo que garantiza que no variará con las inestabilidades del mercado ni disminuirá a causa de las dinámicas inflacionarias de la economía. Los ingresos son estables y de por vida. 

En ese sentido, no corres el riesgo de que se agote el saldo de tu cuenta individual, otorgando seguridad financiera hasta el día de tu fallecimiento. Tranquilidad muy necesaria si consideras que las crisis económicas pueden aparecer en cualquier momento, afectando el valor de la moneda y la liquidez de las personas, tal y como sucedió recientemente a causa de la pandemia.

El riesgo de sobrevida es asumido por la Aseguradora

En la modalidad de pensión Retiro Programado, el monto de la pensión se calcula cada año teniendo en función de diferentes factores como el saldo en tu cuenta previsional y las expectativas de vida. Todo, según tablas de mortalidad elaboradas por la Superintendencia de Pensiones y la Comisión para el Mercado Financiero

Esto deriva en pensiones calculadas hasta los 90 años promedio en las mujeres y 85 para los hombres. 

Cuando esas edades se superan, los fondos previsionales ya se han agotado y corres el riesgo de quedarte sin pensión (además de que año a año disminuye). Mientras que las características de la Renta Vitalicia hacen que la Aseguradora asuma ese riesgo de sobrevida y no tú.

Puedes dejar un resguardo económico a tus seres queridos

Atendiendo a la definición de qué es una Renta Vitalicia, técnicamente no se trata de un instrumento heredable. Sin embargo, hay una cobertura especial que permite proteger a tus seres queridos una vez que fallezcas.

Se trata del Período Garantizado, que puedes contratar a 5, 10, 15, 20 o 25 años. De igual forma, cabe recordar que existe la pensión de Sobrevivencia.

 

Sumado a las ventajas anteriores, esta modalidad de pensión cuenta con Garantía Estatal, beneficio financiado por el Estado y ofrece cuota mortuoria destinada a cubrir gastos funerarios del pensionado.

En Penta Vida encontrarás la Renta Vitalicia que mejor se adapta a tus necesidades. Todo, con la orientación y apoyo de un equipo de expertos dispuestos a ayudarte para que tomes una decisión acertada respecto de tu futuro.

Skip to content